viernes, 23 de enero de 2009

Trío de Ases en Madrid Fusión 2009


Hoy es viernes y siguiendo la tradición de mi blog, en el que casi todas mis entradas ocurren un viernes (hecho que tiene mucho que ver con que yo no trabajo) aquí estoy con el post de turno y claro, el tema de hoy no podría ser otro que el acontecimiento de moda esta semana en Madrid, el escaparate más importante de alta costura de la cocina y la gastronomía en general: Madrid Fusión.


Este año además, los pasteleros hemos tenido la gran suerte de que gracias al patrocinio de Valrhona, han incluído entre los actos importantes el II Concurso Internacional de Postres de Restaurante C3. El ganador de esta edición, una jovencísima mallorquina fue mi favorita desde que empezó a hablar, cargada de nervios de su postre cargado de especias. La cocinera en cuestión se llama Silvia Ginard Moll, de Es Baluard, en Palma de Mallorca, y presentó un arriesgado postre llamado Special Ghana Spice. Ella será la que nos represente como candidato por españa en el concurso el año que viene, competirá con chefs de todos los continentes y desde aquí le deseo mucha suerte.

Siempre me emocionan este tipo de concursos y ésta vez de un modo especial, porque era una mujer la ganadora, porque era la más joven de todos y porque el presidente del jurado era mi adorado y admirado Pierre Hermé.





Fue algo inesperado, Pierre Hermé había estado por la mañana para recibir un premio y en principio no se sabía si por la tarde todavía seguiría en la feria, el presidente oficial del Jurado era Juan Mari Arzak, a quién a mí me gusta llamar El Sabio y al que profeso una gran admiración. Como buen sabio, cedió su puesto de presidente a Hermé diciendo que era inevitable teniendo al lado al mejor pastelero del mundo.



Como presentador de lujo teníamos al no menos importante Fréderic Bau, Director de la Escuela de Valrhona y autor del libro El corazón de los Sabores y simpático como él solo.. os podeis imaginar yo ya con eso estaba satisfecha... cuando Fréderic coge el micro y empieza a decir que había una sorpresa para el concurso, que se iba a añadir un miembro importante ... cuál fue mi sopresa cuando le vi aparecer, no me lo podía creer. Yo tuve la suerte de visitar su obrador el pasado año, en febrero (escribí el post París je t'aime) asi que tenerle ahí, escuchar sus comentarios sobre los postres que iba degustando fue algo maravilloso. No sería capaz de describir lo que sentí con esos tres genios delente de mí, hablando de chocolate, de texturas, de humo... como siempre os digo, lo mío sobrepasa los límites.

Esto fue el miércoles por la tarde, pero repetí el jueves y pude disfrutar de un guacamole intensamente picante y sabroso con una tortita llena de frijoles y carne.... también probé quesos italianos, provolone dulce y picante, parmesano recién cortado, jamón de guijuelo y de córdoba... pude catar algunos aceites de jaén con un sabor alulcinante... y claro, como no, me tomé un helado que los que conocemos Suiza sabemos que es el mejor de ese país y probablemente uno de los mejores del mundo, los helados Mövenpick. Y porque yo no bebo alcohol, porque tenías oportunidad de que te preparasen un mojito, tomarte un ron añejo, una ginebra de excelente calidad, asistir a catas de vino de Navarra, La Rioja, tomarte unas cervezas especiales e incluso un cóctel muy madrileño preparado con Chinchón.


En fin, que como veréis estoy emocionada, es la primera vez que tengo la ocasión de conseguir invitación para asistir dos días a Madrid Fusión y si puedo el año que viene repito. Os lo recomiendo a todos.


Escucho: Vetusta Morla - Un día en el mundo

3 comentarios:

Esther Sánchez dijo...

Increíble publicación sobre Madrid Fusión!! Que suerte ver a todos los grandes! A ver si el año que viene puedo asistir.

Un abrazo wapa, me alegro de leerte un viernes!! :)

Domadora de Elefantes dijo...

Qué gusto da leerte, tan apasionada. Han tenido que ser dos días muy especiales para ti. Se nota que la primavera se acerca porque tu blog se despereza.
Un beso.

Nuria dijo...

Adoro tus viernes, porque este rito tuyo de letras nos deja enmudecidos y siempre con ganas de otro viernes y otro y otro más...